• Groove fm

300 multinacionales abandonaron Rusia luego de la invasión


Desde que Rusia invadió Ucrania, el pasado 24 de febrero, cientos de empresas anunciaron que abandonaban sus operaciones que preside Vladimir Putin.


Desde el entretenimiento hasta proveedores de energía han decidido dejar Rusia de forma temporaria. Según lo que informó la Universidad de Yale (UY), ya son más de 300 las firmas que decidieron poner un punto final, suspender o restringir al máximo sus negocios en aquel país. La lista de compañías compuesta por la UY es llevada adelante por Jeffrey Sonnenfeld y su equipo de investigación, quienes la mantienen actualizada diariamente.


Entre las compañías que abandonaron Rusia, hay una que generó un especial impacto en la sociedad rusa, ya que fue un símbolo de disidencia pacífica ante la opresión soviética. Se trata de Levi’s, la multinacional estadounidense de jeans y otras prendas en todo el mundo ganó especial popularidad cuando el por entonces presidente estadounidense Richard Nixon inauguró la Exposición Nacional de Estados Unidos en Moscú en 1959.


Levi’s anunció esta semana que suspendería las ventas en Rusia, a causa de la invasión que ordenó Putin sobre Ucrania. La ‘enorme perturbación’ en la región ha hecho ‘insostenible’ la actividad normal, dijo la empresa californiana, añadiendo que las consideraciones operativas eran ‘claramente secundarias al sufrimiento humano experimentado por tantas personas’”, remarcaron los periodistas del Financial Times, que revivieron días atrás la importancia de la marca.


Entre las demás empresas que decidieron abandonar Rusia o implementar bloqueos, se encuentran las del sector de la tecnología. Google no permite que los medios de comunicación rusos moneticen sus contenidos. “En respuesta a la guerra en Ucrania, pausamos la monetización de los medios financiados por el estado ruso en nuestras plataformas”, dijo un portavoz de la empresa.


Apple dejó de operar en Rusia y suspendió toda la venta de sus productos desde el 1º de marzo Según un comunicado de la empresa, esto ya había comenzado días atrás, cuando limitaron el servicio Apple Play. Otra gigante de la tecnología que se sumó al boicot contra el Gobierno ruso es Microsoft, la compañía fundada por Bill Gates comunicó que eliminará las aplicaciones de medios estatales rusos de su tienda de aplicaciones de Windows y no publicará anuncios en los sitios web de medios estatales del Kremlin.


En el universo de las redes sociales también hubo protagonistas centrales que decidieron dejar el país. YouTube impidió, al igual que Google, que los medios de comunicación rusos, como la cadena internacional RT, puedan obtener ingresos por mostrar anuncios en su página web, aplicaciones y videos.


Por otra parte, Meta, confirmó que restringirá en sus redes sociales, que incluyen Facebook, Instagram y Whatsapp, el acceso a dicha cadena de noticias y a la agencia Sputnik, medios afiliados al Gobierno de Putin. Nick Clegg, responsable de asuntos globales de Meta, aseguró en un comunicado que la compañía ha recibido múltiples peticiones de Gobiernos europeos en relación a los medios controlados por el Kremlin.


Twitter, la red social del pajarito azul, también decidió suspender temporalmente los anuncios en Ucrania y Rusia para minimizar los “riesgos asociados con el conflicto” en el país que está siendo invadido. La empresa detalló que también pausaron estos anuncios “para garantizar que la información crítica de seguridad pública sea elevada y los anuncios no le resten valor”.


Empresas financieras como Visa y MasterCard también decidieron sumarse al boicot, bloqueando una serie de instituciones financieras rusas de sus redes de pago para cumplir con las sanciones internacionales que se le impusieron a Rusia.


“Dada la emergencia que se está desarrollando, también estamos trabajando con nuestros socios para dirigir la financiación y la ayuda humanitaria donde pueda tener el mayor impacto”, precisó Michael Miebach, el primer directivo de MasterCard. Desde Visa anunciaron que están dispuestos a cumplir con cualquier sanción adicional a medida que el conflicto avanza.


Como puede evidenciarse, cientos de empresas han decidido sumarse al boicot contra el Gobierno de Putin, en un intento de debilitar a Rusia y persuadirlo de que se retire de Ucrania. En tanto el conflicto se mantenga como en la actualidad, no habría que asombrarse si siguen apareciendo compañías internacionales que deciden abandonar el mercado ruso.


También son parte de la extensa lista de Yale Coca Cola, Disney, DHL, DirecTV, H&M, IBM, Ikea, LVMH, Samsung, Unilever y Roll Royce; y entidades como la FIFA, asociaciones internacionales de box, atletismo, ciclismo, hockey, tenis, rugby y el Comité Olímpico. También se menciona a las que no se fueron: por ejemplo, Cargill, Hilton, Hyatt, Mars y Phillips Morris, entre otras.