• Groove fm

Argentina rechaza el nuevo despliegue militar británico en las Islas Malvinas


El Gobierno argentino rechazó "en los términos más contundentes" el último despliegue de armamento británico en las Islas Malvinas, cuya soberanía es reclamada por Argentina desde que fueran ocupadas por el Reino Unido en 1833.


La Cancillería argentina por medio de un comunicado, cuestionó con dureza la instalación en las islas del sistema antiaéreo Sky Sabre, de origen israelí y que cuenta con un alcance tres veces mayor (25 kilómetros) a los misiles de tipo Rapier desplegados hasta la fecha, según publica el medio Deutsche Welle.


"Se trata de una nueva e injustificada demostración de fuerza y un deliberado apartamiento de los llamamientos de las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas (ONU) y de otros organismos internacionales que instan tanto a la Argentina como al Reino Unido a reanudar las negociaciones, a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía que involucra a ambos países en la Cuestión de las Islas Malvinas", indicó la cartera de Relaciones Exteriores argentina.


La "persistencia" británica en la ampliación de su arsenal militar en el Atlántico Sur contraviene la resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que insta a que ambas partes se abstengan de adoptar "decisiones unilaterales" que alteren la situación de las islas mientras continúan las negociaciones de soberanía recomendadas por la ONU, asegura el gobierno argentino.



Agenda


Agrega el documento que dicha presencia militar también vulnera la resolución 41/11 de la Asamblea, que pide a los dos países respetar la región del Atlántico Sur como "zona de paz y cooperación, en particular mediante la reducción y eventual eliminación de su presencia militar en dicha región".


"En ese sentido, la alegada condición defensiva de la base militar británica en el Atlántico Sur no sólo es totalmente injustificada sino también representa una amenaza para toda la zona", aseveró Cancillería, para concluir que Argentina mantiene su "vocación pacífica" y su "constante voluntad" de retomar las negociaciones con el Reino Unido.


El Ejecutivo argentino presentó a principios de año la "agenda" de acciones que planea poner en marcha para conmemorar los 40 años de la guerra con el Reino Unido por las islas Malvinas y reforzar el reclamo argentino de soberanía sobre ese archipiélago del Atlántico sur.


En el conflicto bélico de 1982 murieron 255 soldados británicos, 3 isleños y 649 argentinos. Desde el fin de la guerra, el Reino Unido se niega a retomar las negociaciones con Argentina, pese a los reiterados llamados al diálogo por parte de Naciones Unidas y otros foros internacionales.