• Groove fm

Autorizaron el desmonte de 8 hectáreas de bosque nativo categoría II en el Cerro Krund


El Ministerio de Producción y Ambiente de Tierra del Fuego aprobó, mediante resolución 3071/21, una serie de intervenciones sobre el bosque nativo del Cerro Krund, donde se encuentra emplazada la concesionaria Cerro Castor S.A., propiedad del empresario Juan Carlos Begué.


La resolución, que fue firmada por la ministra Sonia Castiglione el 2 de diciembre pasado, establece una aprobación parcial “hasta tanto sea presentado en el Plan de Manejo Cerro Castor, en el marco de la Ley Nacional N° 26.331 y Ley Provincial N° 869”. El concesionario tiene hasta el 15 de abril próximo como “fecha límite” para hacer la presentación correspondiente.


La autorización, reflejada en el Boletín Oficial N° 5044 del pasado 1 de febrero, agrega que “el concesionario deberá demarcar en terreno el límite de las áreas a intervenir y solicitar la verificación de la Autoridad Local de Aplicación, previamente a la remoción de la masa boscosa en las áreas que se detallan en el anexo de la presente”.

Según se desprende de dicho anexo, el impacto en las áreas en cuestión tiene como objeto la realización de tres pistas de “entrenamiento” de 60, 45 y 15 metros de ancho respectivamente; otra destinada a “entrenamiento + carrera” de 60 metros de ancho; una quinta de “carrera” de 35 metros de ancho; un área de telesquí; la ampliación del snow park y, finalmente la modificación de la pista “carpintero”.


La aprobación “parcial” de las intervenciones “estará sujeta a posibles correcciones que surjan del seguimiento en el terreno que realizará la Dirección General de Ordenamiento Territorial y Gestión de Ambientes Forestales”, expresa el documento.


¿Qué es bosque categoría II?


La Ley Nacional N° 26.331 sancionada en noviembre de 2007 por el Congreso Nacional, es la norma que regula los presupuestos mínimos de protección ambiental para el enriquecimiento, la restauración, conservación, aprovechamiento y manejo sostenible de los bosques nativos. La ley considera “bosques nativos” a los ecosistemas forestales naturales compuestos predominantemente por especies arbóreas nativas maduras, con diversas especies de flora y fauna asociadas, en conjunto con el medio que las rodea —suelo, subsuelo, atmósfera, clima, recursos hídricos—, conformando una trama interdependiente con características propias y múltiples funciones, que en su estado natural le otorgan al sistema una condición de equilibrio dinámico.


Las categorías de conservación de los bosques nativos, según la 26.331, son las siguientes:


- Categoría I (rojo): sectores de muy alto valor de conservación que no deben transformarse.

- Categoría II (amarillo): sectores de mediano valor de conservación, que pueden estar degradados pero que a juicio de la autoridad de aplicación jurisdiccional con la implementación de actividades de restauración pueden tener un valor alto de conservación y que podrán ser sometidos a los siguientes usos: aprovechamiento sostenible, turismo, recolección e investigación científica.

- Categoría III (verde): sectores de bajo valor de conservación que pueden transformarse parcialmente o en su totalidad aunque dentro de los criterios de la presente ley.


En este aspecto, es importante destacar que el bosque nativo presente en el Cerro Krund, ha sido catalogado como Categoría II por la Autoridad de Aplicación. Se trata de casi exclusivamente de bosques de lenga, con algún sector de ñire marginal.

Antecedentes de impactos anteriores


El Cerro Krund fue concesionado a partir de una licitación realizada en el año 1997, durante el segundo Gobierno de José Estabillo del Movimiento Popular Fueguino. Originalmente el proyecto contemplaba una serie de pistas, que fueron realizadas en mayor medida, y no sin alguna que otra modificación, hasta el año 2001. A partir de allí se sucedieron otras obras que permitieron el crecimiento de la concesión, pero con el consiguiente impacto sobre el bosque.

Planificación de pistas y caminos del proyecto original. Mapa de 1994.


Cerro Castor S.A. no siempre hizo las obras solicitando las autorizaciones que corresponden. Un documento, denominado “Informe de actualización del bosque afectado por el complejo turístico Cerro Castor”, elaborado por el Ingeniero Leonardo Collado de la Dirección General de Bosques dio cuenta en el año 2013 de una serie de consecuencias en el entorno natural, a causa de obras realizadas sin autorización.


El propio documento sostiene que el relevamiento fue “motivado por la falta de solicitud de autorizaciones para la apertura de bosques para la construcción de nuevas pistas y medios de elevación, con conocimiento que se estaban construyendo nuevas pistas e instalaciones”.


De la lectura se desprende que desde la década de 1990 hasta la realización del informe en 2013 se podría “estimar en alrededor de 9000 metros cúbicos el volumen total removido en toda la intervención realizada hasta el momento”. Sin embargo considera “a estos valores volumétricos como de mínima ya que se trata de volúmenes muy bajos para un bosque de lenga”.

Informe Evaluacion Situacion Cerro Castor_19 Feb 13
.pdf
Download PDF • 1.84MB

Cabe recordar que dos años más tarde, se realizaron las competencias “Insterski”, considerado el mayor encuentro del mundo de instructores de esquí y snowboard, y el “Campeonato Mundial de Instructores”. Solo tomando las declaraciones a Télam del propio titular de la empresa, Juan Carlos Begué, se puede concluir que el impacto en el bosque nativo es aún mayor, aunque siempre corresponde aclarar que el mismo puede ser afectado en el marco de lo que dictan las leyes nacionales y provinciales en la materia. Ver nota acá.


En los próximos meses restará conocer el control que deberá llevar a cabo el Ministerio de Producción y Ambiente y el Plan de Manejo que presente Cerro Castor S.A.