top of page
  • Foto del escritorGroove fm

Cómo Netflix se entera que un usuario está compartiendo la contraseña


Netflix tiene claro que para este 2023 su objetivo es encontrar una solución a los usuarios que comparten contraseñas, pagando una única cuenta y que viven en casas diferentes. El camino más cercano a poder controlarlo sería a través de las IP.


La empresa asegura que tiene 223 millones de usuarios actualmente, pero cerca de 100 millones de personas usan el servicio streaming sin pagar o compartiendo una cuenta, lo que genera la necesidad de frenar esta situación pensando en los ingresos de la plataforma.


Pero más allá de querer cancelar esta práctica o sancionar a los usuarios que lo hagan, lo que quieren es aprovechar la oportunidad para crear una nueva opción de monetización, como ya lo hicieron durante un periodo de prueba en 2022 con la función de ‘agregar un hogar’.


Esto lo hacen porque saben que no pueden perder esos cerca de 100 millones de usuarios, especialmente en regiones como la nuestra.


“Esperamos que, como en algunos países de América Latina, la primera reacción de los usuarios afectados sea abandonar la plataforma, lo que impactará el crecimiento de suscriptores en el corto plazo. Pero luego los hogares activarán sus propias cuentas y cuentas de miembros adicionales”, aseguró la plataforma.


Y cómo sería la manera en la que Netflix haga el control de este uso compartido de cuentas. Si bien por ahora no hay un plan oficial y, según informes financieros de la compañía, la idea es iniciar el proyecto a finales del primer trimestre del año, la vía por la que apuntaría la aplicación sería a través de las IP.


El control de uso compartido de contraseñas


Cada vez que un usuario accede a internet lo hace a través de una dirección IP, Protocolo de Internet por sus siglas en español. Este es un registro único desde el lugar donde se hace la conexión, como si fuera la dirección de la casa, la oficina, etcétera. Por lo que es único e identifica a cada lugar.


De esto sacaría provecho Netflix para saber desde donde se conecta un usuario y de esa forma bloquear el acceso a las cuentas que entren a la plataforma fuera de la dirección IP inicialmente configurada.


Esta información la obtendría la aplicación de streaming gracias a los términos que acepta el usuario al crear una cuenta. Por lo que ese registro inicial debe coincidir con el del resto de perfiles que estén abiertos y que deben estar dentro de una misma casa, ya que originalmente así es concebido el servicio.


Una solución que pondrán a los usuarios es la oportunidad de agregar una nueva casa a la misma cuenta por un precio más bajo que una suscripción aparte. Esta función ya estuvo a prueba en Chile, Perú, Costa Rica y Argentina y hacia allá apuntaría el plan.


“A medida que los hogares titulares comiencen a activar sus propias cuentas independientes y se agreguen cuentas de miembros adicionales, esperamos ver una mejora en los ingresos generales, que es nuestro objetivo con todos los cambios de planes y precios”, señaló la empresa durante el último reporte financiero.


Sin embargo, esta idea abre la puerta a una incógnita grande para los usuarios. Quienes pagan el servicio no solo ven las películas, series y documentales en el televisor de su sala o habitación. Muchos de ellos aprovechan la aplicación para disfrutar el contenido durante los viajes, mientras se movilizan camino a su trabajo o simplemente van de visita a otra casa y allí abren su cuenta parcialmente.


Una serie de situaciones que estarían en riesgo porque cada una de estas conexiones se hacen desde una IP diferente y según el plan de Netflix esto no sería posible, por lo que la plataforma deberá encontrar una solución a esto para no generar un pago adicional a las personas más allá de que estén o no compartiendo su contraseña con familiares y amigos.


bottom of page