Disney aborda la pubertad en su nueva película "Red"


Un enorme panda rojo. Esa fue la metáfora que encontraron las realizadoras de "Red", la última película de Disney y Pixar, para abordar una fase de la niñez tan mágica como movilizante: la pubertad.


"Turning Red", (su título original) que llega este 11 de marzo a la plataforma de Disney+, sigue la vida de Meilin Lee una inquieta niña de 13 años, canadiense de ascendencia japonesa, que tendrá que lidiar con las transiciones de su cuerpo y su personalidad a la vez que descubre que posee el súper poder de convertirse en un panda rojo cada vez que siente emociones fuertes.


Con guiños al animé, a las boy bands y a la cultura pop de principios de los 2000 la historia se desarrolla en Toronto, Canadá, en el año 2002. El film acude a estrategias que interpelarán a una franja etaria que continúa en la niñez y enfila directo hacia la adolescencia pero también a los y las millennials que transitamos nuestra infancia en dichos años y hoy miramos la peli como adultas y adultos.



Pubertad, amistad y cofradías de mujeres: los ejes de "Red"


La importancia de la amistad y los círculos de pertenencia, la búsqueda de la personalidad, el despertar de las hormonas, la sexualidad y los primeros amores, el bullying escolar, la llegada de la menstruación, el frenesí que generan los ídolos de la infancia y la necesaria rebeldía, todos estos condimentos dirán presente en la película dirigida y creada por Domee Shi, producida por Lindsey Collins y guionada por Julia Cho.


"La inspiración para 'Red' vino de mi propia vida, que crecí a principios de los 2000. Una chica china canadiense, tonta, atrevida y nerd que pensaba que lo tenía todo bajo control. Era la niña buena de su madre, y entonces boom, llegó la pubertad, y yo era más grande. Era más peluda. Tenía hambre todo el tiempo. Era un desastre hormonal. Y estaba peleando con mi madre, como, cada dos días", cuenta Domee Shi, realizadora de "Bao" el corto ganador del Oscar en 2018, en una conferencia de prensa de la que participó Filo.news.



Es que Meilin invita a los espectadores a ser testigos del viaje que emprenderá, al principio, como una niña nerd y obediente hasta convertirse en una adolescente rebelde que deberá romper varios moldes para descubrirse y convertirse, paso a paso, en una mujer que quiere salir con chicos y juntarse con sus amigas.


"Red" es transgresora en su género ya que es la primera película de Disney y Pixar que aborda la temática de la sexualidad y la menstruación de los cuerpos menstruantes para un público ATP desde un lugar tierno, amable y sin tabúes pero sin perder de vista la explosión hormonal y la revolución que ese ciclo vital conlleva. De hecho es la primera película en mostrar una toallita y la primera, dato histórico, en la que hay un perreo.


Una etapa bastante monstruosa, tanto como el enorme panda rojo en el que se convierte Meilin. No por nada la película lleva en su nombre el color que atraviesa a toda la película, tanto en su arte como en sus elementos principales: el panda en el que se convierte la protagonista que le tiñe su melena morocha en un color cobrizo, la menstruación, el color de las banderas de Canadá y Japón, la furia, el amor y la pasión.