• Groove fm

En los últimos años hubo un cambio en el perfil de los turistas que visitan la Antártida


La licenciada Victoria Ojeda, Directora de Planificación y Desarrollo Turístico del InFueTur, pasó por el delivery para conversar sobre el Plan Estratégico de Turismo Sustentable de la Provincia de Tierra del Fuego (PETS-TDF 2025) y, en particular, el papel del turismo antártico. Durante la entrevista explicó que “antes se solían editar planes a largo plazo, pero hoy la dinámica de la actividad requiere que el plazo sea mucho más corto”.


“El plan estratégico es lo que va a atravesar la actividad turística de la Provincia en este horizonte a cuatro años. Tiene que ver con inteligencia turística, desarrollar conocimientos, informes estadísticos, divulgar la información; tiene que ver con el desarrollo del destino, buscar nuevos circuitos, poner en valor atractivos; tiene que ver con el fortalecimiento comercial, con la capacitación, con la calidad en los servicios”, explicó.

“Todos somos Fin del Mundo. Normalmente está vinculado a la zona sur, a lo último, a lo extremo, pero toda Tierra del Fuego es un extremo”, dijo Ojeda en referencia a la política de integración provincial que se intenta dar desde el InFueTur.


Acerca de la política de desarrollo del turismo antártico, la Licenciada en Turismo contó que en el plan estratégico del año 2010 no se había incluido al continente blanco. Sin embargo, en este nuevo programa sí fue incluido. Como es sabido más del 90% del “movimiento antártico marítimo” pasa por el puerto de Ushuaia.

En particular en el sector reclamado por Argentina “no hay múltiples actividades” – informó – ya que la mayoría “están relacionadas con el turismo de cruceros, los desembarcos y cada sitio de desembarco tiene un esquema particular de visita”.

Desde el InFueTur se han plantado trabajar con Cancillería, con la Secretaría de Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur de la Provincia, la Dirección Provincial de Puertos y otros organismos “para tratar de fortalecer el destino” y mejorar los servicios que Tierra del Fuego presta a los distintos operadores antárticos.


Por otra parte, el perfil de las personas que eligen la Antártida como destino es una variable que, según explicó la especialista, queda fuera del alcance de la provincia “porque está vinculada al tipo de crucero, a la cantidad de días o al valor” que se abona. Pero sí se ha identificado un cambio en dicho perfil, ya que antes había una mayor cantidad de personas “mayores de 65, jubilados, y la mayoría de los barcos que prestaban servicios para Antártida eran los viejos barcos de la academia rusa”; no obstante en la actualidad casi todas esas embarcaciones dejaron de operar y hoy se pueden observar barcos más modernos y “hay mayor lujo”, mientras que la franja etaria se redujo a personas de más de 45 años.


Consultada sobre el tipo de actividades que realizan los turistas, Ojeda manifestó que “hay un montón de actividades, realmente son muchísimas las actividades que se realizan en el continente antártico. Todas están muy supervisadas por el sistema del tratado, se establecen unos requisitos muy específicos y restrictivos, hay muchos veedores que velan por el cumplimiento de esto y en las reuniones del tratado antártico cada país, más los miembros consultivos, requieren mucha información a cada país que dio la autorización para realizar determinada actividad”.


En particular en el sector reclamado por Argentina “no hay múltiples actividades” – informó – ya que la mayoría “están relacionadas con el turismo de cruceros, los desembarcos y cada sitio de desembarco tiene un esquema particular de visita”.


Para acceder al Plan Estratégico de Turismo Sustentable de la Provincia de Tierra del Fuego (PETS-TDF 2025) hacé click acá.