• Groove fm

Escándalo en Tolhuin por sobrefacturaciones: se pagaban 765 pesos por una botella de lavandina


La denuncia por las contrataciones realizadas entre la Secretaría de Hacienda, a cargo de la contadora Luciana Rivero y la empresa “3DF” creada apenas inició su mandato; tiene frondosa documentación y prueba presentada que fue analizada desde la fiscalía Mayor para requerir formal causa penal por defraudación a la administración pública. malversación de fondos y asociación ilícita.


Según detalla hoy el portal de noticias "Actualidad TDF" son más de 200 fojas de documental presentada el fiscal subrogante a cargo de la fiscalía Mayor, con lo cual se elevó un requerimiento de instrucción para iniciar la investigación que derivó anoche en cuatro allanamientos, uno en el municipio y otro en el domicilio de la propia funcionaria de Hacienda.


Las motivaciones que llevaron a analizar una posible “defraudación” a los fondos públicos de Tolhuin, residió en facturaciones de la empresa “3DF”, propiedad del “arrepentido” Matías Urrijola, en la que se observan adquisiciones de elementos de limpieza a precios que duplican largamente el precio en plaza de esos artículos.


Además, de las numerosas contrataciones que suman cifras millonarias pagadas a lo largo de estos dos años de gestión, trascendió en particular una factura que denota el pago de precios exorbitantes por artículos de limpieza.


En este sentido una sola de esas facturas que trascendió marca que en abril del 2020 se pagaba la lavandina de 5 litros a 765 pesos, lo cual incluso es un precio “inflado” para el día de hoy. Ese precio con 1 año y medio aún más de inflación, es el doble a lo que hoy se puede ver en plaza para ese producto, que ronda entre los 320 y 360 pesos. En abril del 2020 la gestión Harrington ya lo pagaba a 765 pesos. Lo mismo ocurría con otros elementos adquiridos, que en estos casos tambien eran sobrefacturados.


La Respuesta de Daniel Harrington


“Nos vamos a poner a disposición de la Justicia para brindar toda aquella información en caso que la denuncia prospere, parta poder poner blanco sobre negro”, dijo el Intendente de Tolhuin.


Sobre las denuncias, agregó, “esto se viene repitiendo en el ámbito local, me ha pasado que si trabajamos con una empresa de afuera de Tolhuin me dicen que trabajamos con gente amiga de afuera y si trabajamos con gente de Tolhuin son todos testaferros de Harrington”, dijo con ironía, planteando que hay un sector “denunciador compulsivo” y apuntando además a “la oposición del Concejo Deliberante”.