La Base Naval Integrada será el eje de la Argentina bi-continental


Lucía del Carmen Kersul, Subsecretaria de Planeamiento Operativo y Servicio Logístico de la Defensa del Ministerio de Defensa de la Nación, habló con el delivery, que se emite por Groove FM los días sábados, acerca del anuncio del comienzo de los trabajos preliminares para instalar la Base Naval Integrada en la Península de Ushuaia, realizado por el ministro de Defensa de la Nación, Jorge Taiana, hace algunos días atrás.


La funcionaria expresó que el proyecto, que tiene antecedentes de más de 30 años, apunta a fortalecer la presencia del Ministerio de Defensa y de las fuerzas armadas, “en esta nueva manera de pensarnos como Argentinos y un país bi-continental” y que para eso “la Base Naval Integrada viene a ser como el eje de esta nueva etapa”.


En principio se trata de un objetivo planteado en tres etapas. La primera y más importante de todas implica la construcción de un muelle de unos 15.000 metros cuadrados de superficie total, con un muelle principal de unos 200 metros de largo, con otra línea perpendicular que daría la posibilidad de atracar más buques. “Está pensado para que entren tranquilamente ocho buques de grandes dimensiones, incluido el (Almirante) Irizar, el Canal Beagle, los buques de la flota de mar, las lanchas rápidas que tenemos apostadas en la base de Ushuaia. Sería la suma de todos esos buques en el mismo muelle, operando al mismo tiempo”, explicó Kersul.


La primera etapa implica la construcción de un muelle de unos 15.000 metros cuadrados de superficie total , con un muelle principal de unos 200 metros de largo, con otra línea perpendicular que daría la posibilidad de atracar más buques.

“El muelle es el primer gran desafío que vamos a tener por delante y en las sucesivas etapas se va a ir sumando infraestructura y capacidades operativas, logísticas, de presencia y de reunificación de los espacios. Nos va a permitir reordenarnos como Ministerio de Defensa y como Armada Argentina y poder poner otros elementos, incluso de otras fuerzas, dentro de esta base”, agregó.


Luego de la primera etapa, está prevista una segunda que significa la construcción de la base propiamente dicha, con diferentes estructuras, y una tercera en la que se prevé la construcción de más viviendas en la misma zona que hoy es territorio del Ministerio de Defensa.


El destino de la base actual


Con el paso del tiempo la actual Base Naval se convirtió en un impedimento para el crecimiento y desarrollo de Ushuaia. Aquello que hace décadas atrás estaba en un lugar alejado, con el paso del tiempo terminó quedando en el centro neurálgico de la ciudad. En este sentido, Kersul opinó que “hoy ya es una situación crítica” y valoró el apoyo de la gobernación y del municipio “para poder coordinar como sería el nuevo uso del espacio”.


“Esto va a ser una posibilidad para que Ushuaia haga suyo otros lugares que hoy no puede disponer libremente”, sostuvo.

“La verdad que agradezco tanto al intendente Vuoto, como al Gobernador, la posibilidad de acompañarnos; mostrar lo estratégico de este proyecto supera absolutamente cualquier oportunismo pequeño".

Además, dijo que “en términos ambientales”, se analiza la posibilidad de convertir parte de ese gran espacio que hoy es la Base Naval como un “en un gran parque o espacio verde para que pueda ser utilizado por todos, que sea abierto y que tenga funcionalidades. Independientemente de los proyectos que pueda haber de crecimiento urbanístico, uno de esos potenciales proyectos es la creación de “una reserva urbana metida en el núcleo de lo que es el crecimiento de la ciudad”.


“El Polo Logístico es mucho más que la Base Naval”


Consultada acerca de si el proyecto de Base Naval Integrada también contemplaba la generación del pretendido Polo Logístico Antártico, la Subsecretaria fue tajante al afirmar que un espacio así “tiene muchos más actores”.


“El Polo Logístico tiene que ver con otra multiplicidad de actores y también probablemente con empresas dedicadas, yo creo que pensar en el polo como mucho más que la Base es lo que necesitamos para poder construir nuestro perfil, en función de qué es lo que queremos en la Antártida y cómo queremos contribuir a sostener nuestra soberanía desde este lugar”.


A modo de ejemplo, Kersul comentó que un Polo Logístico “permitiría que las embarcaciones dedicadas a tareas científicas, que son temporales y que hacen campañas de verano, no tengan la necesidad de irse a otros países o retornar incluso a sus países de origen, con los diferentes elementos operativos que esto implica. Nos permitiría prestarles el servicio de resguardar su equipo y poder, por ejemplo, ofrecer un servicio de laboratorio operativo internacional”. A eso podría sumarse además el “abastecimiento a los buques en general, agua, víveres, tratamiento de efluentes”.

“Estamos trabajando en conjunto y esta posibilidad de qué sector de la península pueden llegar a recibir ya está planteado arriba de la mesa. No vemos nosotros que nos podamos molestar o entorpecer en las funciones, cada uno tiene su rol”.

Desde el Gobierno de Tierra del Fuego, el propio Gustavo Melella comentó que el Polo Logístico Antártico debía ser un espacio de operación civil y no militar, ya que un ámbito controlado por fuerzas armadas impediría la concreción de servicios a terceros desde el punto de vista comercial. “Coincidimos mucho en esta visión – manifestó la funcionaria durante la entrevista - el Polo Logístico es mucho más que la Base Naval. Nosotros contribuimos al polo con nuestra infraestructura de la base. Está pensado que el ingreso al muelle pueda tener un ingreso independiente de la base, no sería necesario atravesar la base para poder acceder”.


En este mismo sentido, coincidió con Melella acerca de la posibilidad de destinar una parte de la Península de Ushuaia al control civil y provincial, para la instalación del polo en la misma zona. “Estamos trabajando en conjunto y esta posibilidad de qué sector de la península pueden llegar a recibir ya está planteado arriba de la mesa. No vemos nosotros que nos podamos molestar o entorpecer en las funciones, cada uno tiene su rol”.


“La verdad que agradezco tanto al intendente Vuoto, como al Gobernador, la posibilidad de acompañarnos; mostrar lo estratégico de este proyecto supera absolutamente cualquier oportunismo pequeño y sería importante que todos los referentes políticos de la provincia tengan la misma visión porque lo necesitamos, para el futuro para nuestro desarrollo económico y sobre todo para nuestro desarrollo soberano”, planteó.