• Groove fm

Malvinas: existen un montón de ventanas de oportunidades para recuperar nuestra soberanía


En el aniversario N° 40 de la Guerra de Malvinas, el delivery realizó una entrevista con el Secretario Ejecutivo del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, Juan Augusto Rattenbach, con quien se abordaron diferentes cuestiones vinculadas a la causa por la recuperación de las islas.


Rattenbach sostuvo que con posterioridad a la guerra hubo una etapa de fuerte desmalvinización, que no se vio revertida sino hasta el año 2003, con la asunción de Néstor Kirchner en la presidencia. En este sentido, según su opinión, la misma política se mantuvo hasta el 2015 y que, una vez asumido Mauricio Macri la política hacia Malvinas volvió a tener un importante retroceso.


Rattenbach le otorgó una gran relevancia a la Ley 852, sancionada por la Legislatura de Tierra del Fuego AeIAS en el año 2011, conocida popularmente como Ley Gaucho Rivero, que impide el amarre de barcos británicos en Tierra del Fuego y además declara que la República Argentina tiene plenos derechos sobre los territorios de la provincia mencionada sobre la Antártida e islas del Atlántico Sur. En su explicación, detalló que gracias a la ley, otras legislaturas fueron adoptando medidas similares y que luego algunos países sudamericanos adoptaron posturas solidarias con Argentina. “Lo que pasó a partir del año 2011 hasta 2019, con algunos resquebrajamientos previos ya en 2016, es que se hizo un bloqueo económico continental solidario con nuestro país.


El funcionario manifestó su desacuerdo con la política de flexibilización del macrismo en el período 2015-2019, sosteniendo que “los lazos internacionales llevan mucho tiempo y la coherencia internacional es lo que hace que, cuando pueda cambiar un gobierno, esa política y esos acuerdos internacionales se mantengan en pie”. En esta línea de argumentación, siendo Argentina un país reclamante, “si Macri no hubiera flexibilizado ciertos acuerdos regionales relacionados con Malvinas, hoy un (Jair) Bolsonaro – presidente de Brasil - por más que sea diametralmente opuesto a Lula, quizás no le sería tan fácil desestructurar esos acuerdos”. Por lo que la política exterior de Cambiemos, “generó un antecedente al interior de Sudamérica donde, de alguna manera, un político de un signo distinto del que firmó el acuerdo, pueda darse el lujo de no mantener esta política de solidaridad con la Argentina”.


Nieto del Teniente General Benjamín Rattenbach, conocido por haber encabezado la investigación sobre los errores en la guerra a través del “Informe Rattenbach”, Juan Augusto considera que la guerra dio por tierra la posibilidad de “llevar el Estado Argentino a Malvinas”. Los años previos al conflicto se caracterizó por “el desembarco del Estado Nacional, que se hizo un aeródromo, llegaba Líneas Aéreas del Estado, estaban las maestras enseñando castellano en Malvinas, porque se creía que el traspaso era inminente, desembarcó YPF con la estación Antares y además creando puestos de trabajo”.


Producida la guerra, los británicos “pasaron de ocupar las islas y tres millas náuticas a ocupar Malvinas y doscientas millas náuticas alrededor de las islas. Es decir, se apropiaron de los espacios marítimos después de la guerra y pasaron de una economía deficitaria, de cría de ganado ovino, con exportación de lana con precio internacional muy bajo, a la depredación de nuestros recursos ictícolas en nuestro mar”.


A futuro “no hay un escenario asegurado, hay un montón de ventanas de oportunidades donde la Argentina se puede posicionar y avanzar diplomáticamente en países donde antes no había avanzado. Sin ir más lejos (el apoyo) de China y Rusia es reciente, tiene 7 años de apoyo directo a nuestro reclamo de soberanía. Tenemos mucho por hacer, sobre todo a nivel regional y tenemos mucho por avanzar. En ese sentido hará a nuestra astucia diplomática, la política internacional, y nuestro pueblo para hacer de esas ventanas de oportunidades un paso más hacia nuestra recuperación de soberanía”.