• Groove fm

Medicina continúa siendo la carrera más elegida para estudiar en la UBA


63.044 estudiantes se anotaron en 2022 para el Ciclo Básico Común (CBC) de la Universidad de Buenos Aires. Con el regreso a las aulas tras dos años de virtualidad, hubo un pequeño retroceso respecto al récord de 66.651 alumnos que habían ingresado el año pasado, pero la cifra sigue siendo muy alta.


“Siempre podés tener oscilaciones coyunturales, pero nos consolidamos en el número de ingresantes previo a la pandemia, que para entonces era el número récord y solo fue superado por el 2021. Estamos muy contentos por haber mantenido una matrícula tan alta”, expresó Felipe Vega Terra, director adjunto del CBC.


En la UBA explican que la cursada virtual generó una suba debido a las facilidades que promovía. Permitía congeniar trabajo con estudio, economizar tiempos en traslados, en huecos entre materias. De igual modo, celebran el regreso al formato 100% presencial porque garantiza estándares de calidad y mayor vida universitaria.


Como es costumbre, Medicina fue la carrera más elegida del CBC. No solo eso sino que tuvo un aumento considerable en la cantidad de inscriptos (+10% respecto al año pasado). Psicología se consolidó como la número dos y volvió a sobrepasar a Abogacía aunque ambas marcaron retrocesos fuertes (-10% y -20% respectivamente).


En la Facultad de Ciencias Económicas, de las pocas que crecieron en nuevos estudiantes, se concentran otras de las carreras más requeridas: Contador Público (+22%), Administración que se mantuvo estable y Economía que subió un 24%. Además, en la facultad, se revalidó el crecimiento de la carrera de Actuario, tanto con orientación en Administración como en Economía, que ya tiene 3 veces más inscriptos que en 2016.


Parte de la masa de inscriptos se explica también por la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo. En FADU no hubo grandes variaciones respecto a las carreras más demandadas: Arquitectura, Diseño Gráfico y Diseño de Indumentaria se mantuvieron en lo más alto con una cantidad de inscriptos similar al año pasado.


Una carrera que mantuvo la tendencia de crecimiento en los últimos años y lo revalidó en 2022 es Ingeniería en Informática: registró mil anotados más que en 2016. Sin embargo, la Facultad de Ingeniería en su totalidad tuvo un pequeño retroceso que rompió con la serie alcista.


“Lo más justo sería ver la serie histórica y no comparar con 2021 que fue un año especial porque se sabía de antemano que la cursada sería virtual. Por eso, vemos un sostenimiento muy alto en la matrícula de Medicina, Ingeniería, Económicas, FADU, incluso Odontología si bien es una facultad chica mantiene un crecimiento muy importante”, advirtió Vega Terra.


En tanto, la Facultad de Ciencias Sociales volvió a caer un 29% respecto al año pasado, con la singularidad de que todas sus carreras tuvieron menos anotados. Si se lo compara con 2016, la baja es aún más pronunciada: perdió 1.500 alumnos. Algo similar le sucede a Filosofía y Letras, que registró la cifra de inscriptos más baja en años, con retrocesos en casi todas sus carreras. Las caídas las relacionan, en primer lugar, a la poca demanda de esos perfiles en el mercado laboral y a cierto desprestigio por escándalos y conflictos en los últimos años.


Una de las mejores noticias fue la que ocurrió en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Con solo dos años de existencia, la Licenciatura en Ciencias de Datos se convirtió en la carrera más elegida de la facultad. Ya en su primer año había superado las expectativas y en 2022 marcó una suba del 43%.


“Es un perfil bastante atípico en la universidad que está generando muchísimo interés. Apunta a atender una demanda laboral marcada, con orientación muy práctica. No es casualidad que en universidades haya una enorme proliferación de cursos de pregrado y posgrado en Data Science. Ni hablar de la educación informal, por fuera de las universidades. Es evidente la escasez y la necesidad de profesionales”, planteó el director adjunto del CBC.


Históricamente el CBC implicó un filtro para el ingreso a la carrera. Desde hace décadas se habla de tres tercios para distinguir el recorrido de los estudiantes. Un tercio lo supera en tiempo y forma, es decir, en un año. Un tercio necesita un cuatrimestre extra para lograrlo. Mientras que el tercio restante termina abandonando o cambiando de carrera en el medio del CBC. Según señalaron, aún no hay datos consolidados para medir si la cursada virtual impactó para bien o para mal en la estadística.