• Groove fm

Se anunciaron discos inéditos de David Bowie y Prince


Los archivos de David Bowie y Prince tienen material para publicar durante largo rato. Y en poco tiempo habrá sendas muestras inéditas para apreciar. Por el lado del Duque Blanco, está prevista para el 28 de mayo la salida de The Width of a Circle, un compilado doble que tendrá singles que no aparecieron en disco, versiones alternativas y grabaciones en la BBC que el cantante grabó en 1970. Por el del genio de Minneapolis, está prevista para junio la aparición de Welcome 2 America, un álbum inédito que el músico grabó en 2010 y que abandonó pese a que había pensado lanzarlo después de 20ten.


Desde las muertes de ambos músicos, sus herederos ya publicaron bastante material salido de los archivos. De hecho, hace menos de dos semanas apareció David Bowie at the Kit Kat Klub (Live New York 99), un volumen que completó la serie Brilliant Live Adventures, que consistió en seis grabaciones de conciertos del cantante británico en los '90. Pero los nuevos trabajos aparecen como más interesantes en la previa, especialmente el de Prince. Y eso es porque Welcome 2 America no es un compilado de material no escuchado sino un álbum que el músico estadounidense había dejado listo antes de desistir de publicarlo. El primer adelanto es la canción que le da título al disco, con un tono muy político y social, acorde a lo que se vivió durante la primera presidencia de Barack Obama.


El disco de Bowie traerá 21 grabaciones inéditas, de las cuales 14 son de una Peel Session que el cantante grabó el 5 de febrero de 1970. También hay cinco que obraron como banda sonora del drama Pierrot in Turquoise a.k.a The Looking Glass Murders, de la BBC, que contó con la actuación del Duque Blanco. Otras cuatro son de la visita de Bowie y su banda de entonces, The Hype, a The Andy Ferris Show en marzo de ese mismo año. El CD doble también traerá remezclas nuevas de los singles “The Prettiest Star”, “London Bye, Ta-Ta”, “Memory of a Free Festival”, “All the Madmen” y “Holy Holy” que estuvieron a cargo del productor Tony Visconti, histórico colaborador de Bowie.