• Groove fm

Según Telam, Melella dispondrá del ex casino como Espacio Cultural y Tecnológico


El edificio de unos 6.500 metros cuadrados de superficie cuya fachada tiene forma de ballena y está ubicado en pleno centro de la capital fueguina, fue adquirido a la empresa Casino Club en 9,1 millones de dólares, durante la gestión de la exgobernadora Rosana Bertone, a fines de 2019.


El actual gobernador Gustavo Melella fue muy crítico de esa operación realizada en cuotas y concretada en los últimos días de la gestión de Bertone.


Sin embargo, la necesidad de instalaciones de gran capacidad llevó a que durante la crisis sanitaria de 2020 se evaluara su utilización como centro de atención de pacientes Covid-19, hasta que finalmente se definió su uso como único vacunatorio habilitado de la ciudad austral.


Transcurrido el peor período de la pandemia, las autoridades fueguinas resolvieron ahora incluir el excasino dentro de un proyecto de creación de un "régimen provincial de promoción de economía del conocimiento", presentado a la Legislatura en los últimos días.


La ministra de Producción y Ambiente de Tierra del Fuego, Sonia Castiglione, confirmó que es intención del Gobierno destinar el inmueble a esa iniciativa, de manera que funcione como centro de desarrollo de "actividades culturales, educativas, científicas, tecnológicas y actividades productivas propias de la economía del conocimiento", señaló en declaraciones oficiales.


Según la ministra, se trata de una forma de "avanzar en el camino" de "ampliar la matriz productiva fueguina, fortaleciendo lo que ya tenemos, pero ofreciendo oportunidades de generación de empleo calificado en un sector que crece todos los días", agregó.


También dijo que la promoción de la economía del conocimiento estimulará la radicación de empresas y con ello la necesidad de múltiples actividades de formación (u otras similares) para las que se utilizará el edificio donde se vacunaron miles de fueguinos contra el coronavirus.


El inmueble pertenecía a la empresa Casino Club, que en Ushuaia cerró sus puertas en 2018 y dejó en la calle a unas 90 personas, contando también las que trabajaban en otra sala de menor tamaño.


La firma había llegado a emplear más de 250 trabajadores y, además de los juegos de azar, se dedicaba a organizar shows musicales y fiestas temáticas.


Tras el cierre de la sala, la empresa vendió sus concesiones de explotación vigentes hasta 2035, por $750 mil dólares.


Fue entonces cuando dos adolescentes de 15 años iniciaron una campaña por Internet para transformar el lugar en un centro cultural.


Abril Gauna y Micaela D'Annuncio juntaron más de 3.500 firmas a través de la plataforma Change.org, y lograron que el Gobierno provincial se interesara en el tema.


Después de las tasaciones oficiales, la exgobernadora Bertone cerró la operatoria de compra por un total de 9.104.000 dólares, de los que la exmandataria pagó un adelanto de 2 millones de dólares antes de dejar el cargo, y los restantes 7.104.000 se cancelarán en los próximos tres años, a través de 20 cuotas trimestrales de 355.200 dólares, señalaron fuentes oficiales.


Melella cuestionó que la operación estuvo "plagada de puntos oscuros", que fueron desde el costo del edificio que "varió desde los 6 hasta los 10 millones sin demasiadas justificaciones", hasta la oportunidad en que se llevó a cabo, "en medio de una crisis económica, comprometiendo la futura gestión y no siendo un tema prioritario", dijo el Gobernador poco después de asumir el cargo.


El edificio cuenta con amplios espacios en desnivel, además de un sofisticado sistema de calefacción, doce baños, dos cocinas, un restaurante y un escenario, entre otras comodidades.