• Groove fm

Vuoto inauguró distintas obras junto al ministro Katopodis


El intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, junto al ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, inauguraron distintas obras que se llevan adelante en la ciudad. En primer término, lo hicieron en la pavimentación de la calle Cabo Grannanielo, la principal arteria del barrio Almirante Brown. Se trata de una obra largamente esperada por los vecinos del sector y barrios aledaños, que la Municipalidad ejecutó en el marco del programa federal Argentina Hace II.


Además, dejaron inaugurado el tramo de la calle Yaganes, entre San Martín y Maipú, donde concluyeron las obras de readecuación de la red pluvial y cloacal y repavimentación con hormigón.


“Tuvimos una caída de ingresos por la pandemia de 1400 millones de pesos, por lo que sin el acompañamiento del Gobierno nacional hubiese sido imposible tener esta temporada de obras”, observó el intendente, y apuntó que “siempre sostenemos que este Gobierno federal nos dio la posibilidad de tener un plan de obras públicas, con lo que eso significa para la ciudad”, sostuvo el Intendente durante la recorrida.


“Es muy reconfortante sentir el acompañamiento y el apoyo del Gobierno nacional después de cuatro años en el que no recibimos nada. Le digo siempre al ministro que estrenamos lapicera con él porque en los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri no firmamos un solo convenio de obra. Por el contrario, este gobierno demuestra un compromiso con la ciudad de un Gobierno netamente federal, con un federalismo de recursos”, continuó.


Por su parte, Katopodis manifestó que “hay una tarea muy importante que viene llevando adelante Walter para cuidar la salud de los vecinos, pero también se preocupa por el cuidado de la ciudad”.


“Que la obra pública esté en marcha en Ushuaia es un signo de este tiempo de la reactivación de la economía, de cómo le cuidamos el bolsillo a la gente, de cómo la obra pública genera una dinámica en la economía local”, recalcó el titular de Obras Públicas de la Nación, y aseveró que “la ciudad tiene que estar muy orgullosa porque tiene un intendente que sabe dónde está y a dónde quiere ir. Ushuaia es una ciudad amigable, preocupada por generar las mejores condiciones para el turismo, pero que además avanza con obras como la de esta calle que llevaba 60 años de espera”.